Ciencia para   mejorar tu vida


En pro del avance científico

El ser humano siempre ha querido mejorar, progresar, tener una buena calidad de vida y la ciencia tiene mucho que decir en esto. En los países donde se respeta, promueve y avala el avance científico y a los científicos en general, la calidad de vida de la población es más alta. Piensa en todo lo que la ciencia puede hacer para mejorar tu vida. La ciencia es una parte fundamental de la sociedad. Somos conscientes de su importancia y de su potencial para el progreso de las sociedades. 

La ciencia debe responder a las necesidades de la sociedad y a los desafíos mundiales

La ciencia y la sociedad


La ciencia debe responder a las necesidades de la sociedad y a los desafíos mundiales. La toma de conciencia y el compromiso del gran público con la ciencia, y la participación ciudadana –incluyendo la divulgación científica– son esenciales para que las personas tengan información suficiente para tomar decisiones razonadas a nivel personal y profesional. 

MedibiotiX es una compañía siempre atenta a los avances científicos

MedibiotiX


En MedibiotiX estamos siempre atentos a los avances científicos. Buscamos las cepas probióticas con sólida investigación científica, que avale su eficacia, para incluirlas en nuestros simbióticos.
Además, buscamos los mejores ingredientes para generar sinergia con la acción de estas cepas probióticas. En MedibiotiX recurrimos a la ciencia para mejorar tu vida. 

¿Qué es la microbiota?



La microbiota está presente en la piel, vías espiratorias, aparato genitourinario, glándula mamaria y aparato digestivo


Personas y microbiotas


Nuestro organismo está en continua relación con el medio que le rodea. Respira, ingiere y tiene contacto continuo con las sustancias “extrañas” al organismo. Cada persona tiene una microbiota diferente. Dado que estos microorganismos se adaptan al entorno en que viven y a los nutrientes de que disponen, la composición de la microbiota evoluciona a lo largo de la vida en función de la dieta de cada persona, de los fármacos que toma y de su estilo de vida. 

Miles de millones de microorganismos habitan el cuerpo humano e influyen en su desarrollo, fisiología, inmunidad y nutrición. La composición y los efectos de la microbiota humana –y en especial de las bacterias presentes en el tracto gastrointestinal– están determinados por varios factores desde el momento del nacimiento hasta la vida adulta. 


El estudio de la microbiota ha crecido de manera exponencial en la última década, y su importancia en el proceso de salud-enfermedad del ser humano se hace cada vez más evidente. Se la ha implicado en múltiples enfermedades autoinmunes, inflamatorias, cáncer, obesidad, síndrome metabólico y riesgo cardiovascular. 


La microbiota está presente en la piel, vías respiratorias, aparato genitourinario, glándulas mamarias y aparato digestivo. En concreto nos centramos en la microbiota intestinal. Esta es un complejo ecosistema de microorganismos que vive en el aparato digestivo. Investigaciones realizadas en la última década han revelado que actúa como un órgano más del cuerpo humano y que, entre otras funciones, contribuye a regular el sistema inmunitario. Los cien billones de bacterias que componen esta comunidad viva  forman, juntas, lo que hoy en día es considerado por los expertos como un “nuevo órgano” cuyas funciones específicas son clave en el mantenimiento de nuestra buena salud y nuestro bienestar. 



Cada persona tiene una microbiota diferente

Funciones de la microbiota

Para qué sirve nuestra microbiota intestinal

¿Sabes por qué la microbiota intestinal puede mejorar tu calidad de vida?


Te lo vamos a explicar a continuación, y así podrás comprobar cómo la microbiota intestinal tiene un importante impacto en nuestra salud porque, además de favorecer a nuestro sistema inmune, la microbiota intestinal protege de la invasión de patógenos y contribuye a la obtención de energía a partir de los nutrientes. Otras acciones son:
Actividad metabólica y digestiva, contribuyen a la digestión de los alimentos, mantienen el equilibrio del pH en el intestino y contribuyen a prevenir la proliferación de bacterias dañinas.

El tipo de bacterias que más abunda en el intestino delgado son los Lactobacillus, que producen ácido láctico.
Protección frente a patógenos desempeñando un papel clave en la denominada función de barrera intestinal. Las bacterias de la microbiota ocupan un espacio que impide la implantación de bacterias extrañas al ecosistema intestinal. Además, también deben competir por los nutrientes. Y no solo eso, las bacterias intestinales autóctonas segregan sustancias antimicrobianas que son capaces de inhibir el desarrollo de otras bacterias potencialmente patógenas. 

Una microbiota normal o en equilibrio va a actuar como una barrera física que va a proteger tu intestino, evitando perforaciones en la mucosa y luchando contra los patógenos intrusos

Ventajas de tener una microbiota equilibrada


Es importante que sepas que si tienes la microbiota equilibrada es probable que disfrutes de una buena salud. ¿Sabes por qué? Porque, entre otras cosas, una microbiota en equilibrio va a proteger tu intestino y va a luchar contra los patógenos. En el momento en que este equilibrio se rompe es cuando ciertas enfermedades pueden empeorar, como las alergias, el síndrome del colon irritable o la obesidad, entre otras. 

Por qué se desequilibra nuestra microbiota

¿Por qué se desequilibra nuestra microbiota?


Son múltiples los factores que pueden desequilibrar nuestra microbiota. Entre ellos hay factores no controlables, como por ejemplo la edad, pero hay otros factores que sí son controlables. Entre estos, los más habituales son un cambio en la alimentación, el estrés o la ingesta de ciertos medicamentos como por ejemplo, los antibióticos. El consumo de probióticos puede ayudarnos a controlar estos desequilibrios que se producen puntualmente en nuestro organismo. 

Las cepas MedibiotiX

Actualmente, existen numerosas investigaciones con datos muy interesantes sobre el papel de determinadas cepas probióticas en el desarrollo del sistema inmunitario

No todas las cepas son iguales


Actualmente, existen numerosas investigaciones con datos muy interesantes sobre el papel de determinadas cepas probióticas en el desarrollo del sistema inmunitario, o sobre su posible uso en determinadas enfermedades, como por ejemplo la enfermedad celíaca o la dermatitis atópica.

Pero es muy importante saber que no todas las cepas probióticas tienen evidencia específica en cómo pueden mejorar tu vida. 

Para ser consideradas probióticos, las bacterias tienen que cumplir una serie de requisitos

Requisitos para ser considerado probiótico


  • Ser de origen humano 
  • Demostrar ausencia de capacidad patógena 
  • Ser seguras y bien toleradas 
  • Poseer una buena supervivencia a lo largo del intestino 
  • Demostrar un beneficio para la salud

Las cepas probióticas de MedibiotiX cumplen con los requisitos mencionados anteriormente. 

Evidencia de algunas de las cepas de los comprimidos de medibiotix

Evidencia de algunas de nuestras cepas


  • Lactobacillus rhamnosus GG es capaz de mejorar la respuesta inmune y requilibra la microbiota intestinal
  • Bifidobacterium lactis B420 ha demostrado su eficacia balanceando los niveles de grasa en varios estudios
  • Lactobacillus acidophilus LA-14 y Lactobacillus rhamnosus HN001 demuestran, en varios estudios, que son capaces de modular la composición de la microbiota tanto intestinal como vaginal
  • La mezcla de cepas probióticas (Bifidobacterium lactis CECT 8145, Bifidobacterium longum CECT 7347 y Lactobacillus casei CECT 9104) ha demostrado su efecto en la reducción de los síntomas de dermatitis atópica
  • Las cepas presentas en los simbióticos de MedibiotiX acumulan más de 1000 publicaciones en revistas científicas

Los complementos alimenticios no están pensados como sustitutos de una alimentación variada y equilibrada ni de un estilo de vida saludable. 

Lea detenidamente la información del producto y consulte con un profesional sanitario.